boletin
ALDA en Facebook
Inicio Actividades Actividades 2015 Varias Asociaciones de EERR hemos participado en la plantación de un árbol singular
Varias Asociaciones de EERR hemos participado en la plantación de un árbol singular PDF Imprimir Correo electrónico
Jueves 26 de Marzo de 2015 21:46

Zaragoza, 21 de febrero de 2015   ALDA PARTICIPA EN LAS ACTIVIDADES ORGANIZADAS POR FEDER CON MOTIVO  DEL DIA MUNDIAL DE LAS EERR

Varias Asociaciones de EERR  hemos participado en la plantación de un árbol singular en el Parque Grande José Antonio Labordeta de Zaragoza, actividad organizada por FEDER (Federación Española de Enfermedades Raras), para llamar la atención sobre las necesidades y la difícil situación en la que se encuentran los afectados por estas patologías.

El acto, en el que han participado más de medio centenar de personas, ha tenido lugar dentro del marco de actividades organizadas por el día mundial de las enfermedades raras, que tendrá lugar el próximo 28 de febrero. El coordinador de FEDER Aragón, Francisco Gil, ha explicado que el tiempo medio de espera para el diagnóstico es de 5 años, incluso 10 para un 20 por ciento de los afectados, lo que supone demasiada angustia e incertidumbre, tanto para los pacientes como para sus familiares. En España hay 4.000 afectados sin diagnóstico.

El acto ha contado con el apoyo del ayuntamiento de Zaragoza, ya que el árbol se ha plantado en el Parque Grande José Antonio Labordeta, junto al busto de Doctor Cerrada. En representación del consistorio ha participado el Consejero de Urbanismo, Carlos Pérez Anadón, quien ha resaltado la importancia de apoyar a los afectados por las enfermedades raras.

Un árbol singular para representar a personas singulares

Esta mañana el coordinador de FEDER Aragón, Francisco Gil, junto con el Consejero de Urbanismo del ayuntamiento de Zaragoza y representantes, afectados por enfermedades raras, y personas que les apoyan, han colaborado en la plantación de un Ginkgo Biloba, un árbol considerado un fósil vivo. Su origen data de la época de los dinosaurios, y es muy resistente. Un año después del estallido de la primera bomba de Hiroshima, durante la segunda Guerra Mundial,  a un kilómetro del epicentro de la explosión, un Ginkgo destruido comenzó a brotar. Para los japoneses se convirtió en el símbolo del renacimiento, portador de esperanza. El árbol plantado hoy crecerá y se hará más fuerte, al igual que la esperanza  de los afectados por las enfermedades poco frecuentes.

 

Estamos en:

Genoveva Torres Morales 9, 2º Dcha.
976 387 643
Móvil 608 037 336
50006 Zaragoza
alda@distonia-aragon.org
Registro General de Asociaciones: nº 05-Z-0200/99

RocketTheme Joomla Templates