El concepto de casinos en línea y dónde ganar dinero

Un casino en Internet es un sitio web o un programa informático que le permite jugar a través de Internet. Los casinos de Internet, también llamados casinos en línea o virtuales, le permiten jugar a una gran variedad de juegos de azar.

Hay dos formas de jugar: descargando un software especial del sitio web del casino a su disco duro, o utilizando la tecnología en línea, que es la más común.

Los casinos en línea suelen permitir jugar tanto con dinero real como "por diversión", es decir, sin hacer un depósito en efectivo, pero también sin la posibilidad de ganar/perder dinero. Sin embargo, el algoritmo para generar los números de la ruleta no siempre es el mismo que para los juegos con dinero real.

Puede ingresar/retirar dinero de varias formas: tarjetas de crédito, transferencias bancarias, tarjetas especiales de casino, sistemas de pago en línea.

Los casinos en línea tienen los mismos juegos que los casinos normales: póquer, ruleta, blackjack, máquinas tragaperras (vídeo póquer y vídeo tragaperras). También puede haber keno, baccarat, loterías, etc, todos los cuales se pueden presentar en el casino online pesos chilenos.

Ventajas

La capacidad de jugar con el sistema. En un casino real, puede ser expulsado si se sospecha que está jugando a través del sistema o haciendo trampas. Si el casino forma parte de una red mayor, es posible que se le prohíba la entrada en toda la región. Pero en casa, delante del ordenador, puedes jugar como quieras y utilizar el esquema que quieras, no se controla ni se detiene de ninguna manera.

Pero hay excepciones: se sabe que los casinos prohíben jugar a través del sistema bajo amenaza de anular las ganancias y/o bloquear la cuenta, una práctica de la que a menudo se abusa. Movilidad: Los casinos en línea pueden utilizarse en casa o en cualquier lugar con un ordenador y conexión a Internet. A diferencia de los casinos reales, no hay código de vestimenta.

Amplia gama de juegos: Gracias a los casinos en línea, los jugadores pueden elegir entre una enorme variedad de juegos.

Bonificaciones - Casi todos los casinos en línea ofrecen una bonificación adicional al pago del jugador, que puede cobrarse en caso de éxito en el juego.

Botes - Los casinos online tienen botes de hasta 6 millones de dólares, ya que muchos casinos online utilizan software de la misma empresa y los botes se agrupan, lo que permite acumular cantidades muy grandes.

El bote online récord de casi 8 millones de dólares se ganó en Intercasino el 15 de mayo de 2007 y el ganador recibió casi 6 millones. El porcentaje de pago suele ser mayor que en Las Vegas u otros casinos reales.

El pago medio en los casinos virtuales ronda el 90,0-99,9% dependiendo del juego. Apuestas iniciales bajas: En la mayoría de los casinos virtuales la apuesta mínima empieza en 1 céntimo, mientras que en los casinos reales la apuesta mínima oscila entre 3 y 5 dólares y en la ruleta entre 6 y 8 dólares.

Modo diversión: Los casinos en línea le permiten jugar con dinero virtual, es decir, sin arriesgar su propio dinero. Los jugadores principiantes pueden adquirir experiencia y destreza sin perder dinero.

Desventajas

Plazos de retirada más largos: la mayoría de los casinos tienen plazos de retirada de entre unas horas y unos días. Los depósitos son instantáneos y las retiradas, especialmente a una tarjeta, tardan algún tiempo.

En los juegos de azar, el intervalo entre apuestas es más corto, lo que puede llevar al jugador a "descontrolarse" más rápidamente que en los juegos tangibles. El juego por Internet es tan adictivo como el juego tangible. Según algunas estimaciones, es incluso más rápida e igual de persistente.

La transferencia de fondos se almacena durante mucho tiempo y suele registrarse en un extracto de cuenta con el nombre del casino en línea; puede acceder a él tanto una persona normal (software sin abrir, extracto de cuenta postal) como un empleado autorizado (lo que puede tener graves consecuencias negativas).

En un casino real, sin embargo, sólo es posible ser sorprendido "in fraganti", para lo cual la persona media tiene que jugar de verdad, dada la presencia de seguridad. Los casinos de Internet pueden ser utilizados por piratas informáticos para hacerse con su información personal y los datos de su cuenta y tarjeta de crédito.